SEGUIDORES

Y MIEMBROS

Todos los cristianos hemos recibido el mismo Espíritu en el bautismo y por eso formamos un solo cuerpo. El cuerpo no está compuesto de un solo miembro, sino de muchos. Y aunque tiene muchos miembros, el cuerpo es uno solo.

El ojo no puede decir a la mano: no te necesito; tampoco la cabeza puede decir a los pies: no os necesito.

1 corintios 12:12-27

Pues bien, vosotros formáis el cuerpo de Cristo y cada uno por su parte es un miembro de él.

Sois elegidos de Dios, pueblo suyo y objeto de su amor. Por tanto, revestíos de sentimientos de compasión, bondad, de humildad, de mansedumbre y de paciencia. Soportaos mutuamente y perdonaos cuando alguno tenga motivos de queja contra otros.

Y por encima de todo, revestíos de amor que es el vínculo de la unidad perfecta. Que la paz de Cristo habite en vuestros corazones; a ella os ha llamado Dios para formar un solo cuerpo.

 Colosenses 3: 12-15

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Blanco Icono de Instagram